Bio Huma Netics, Inc.

Dígale Adiós a los Fumigantes de Suelos

Issue link: http://bhn.uberflip.com/i/808359

Contents of this Issue

Navigation

Page 0 of 4

1 © 2017, Bio Huma Netics Inc. Dígale Adiós a los Fumigantes de Suelos Publicación N.º HG-170320-03 Dígale Adiós a los Fumigantes de Suelos: Un Enfoque Eficaz y Responsable U sualmente, desde el año 1960, se ha utilazado la fumigación de suelos en cultivos anuales, tales como las fresas, zanahorias, pimientos, tomates, melones y papas. Los productos para fumigar el suelo se aplican, en general, en el cultivo posterior al otoño o en la primavera, a modo de preparar el suelo antes de la plantación. El proceso implica contar con operadores capacitados que inyectan un gas, usualmente con un ingrediente activo de cloropicrina, dazomet, 1,3-dicloropropeno, metam sodio, metam potasio y bromuro de metilo, en el suelo del cultivo, que ha sido cubierto muchas veces con una cobertura de plastico a fin de evitar que el gas salga a la atmósfera. Dado que este gas trabaja a través del suelo, mata muchas clases de plagas y enfermedades, incluidos los organismos como los nemátodos, distintos patógenos de enfermedades del suelo y algunas semillas de malezas. Con el paso de los años, la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. (EPA, por su sigla en inglés) ha implementado restricciones cada vez más rigurosas en materia de fumigación de suelos, para proteger la salud de los trabajadores agrarios y a las poblaciones de las comunidades aledañas. Estas restricciones incluyen el requerimiento de vestimenta protectora y protección para respirar para quienes aplican y manejan fumigantes; la creación de zonas de amortiguamiento alrededor de los campos fumigados a fin de proteger a los ocupantes de hogares, escuelas y empresas aledañas contra la filtración de vapores tóxicos; y el establecimiento de tiempos de reentrada para que los trabajadores agrarios puedan volver a los campos fumigados. Los síntomas inmediatos de la exposición a un fumigante pueden incluir ardor en los ojos, náuseas, dolores de cabeza, ataques de asma e irritación de garganta. La exposición a largo plazo a los fumigantes de suelos, incluida la contaminación del agua subterránea, es posible que pueda derivar en cáncer, perjuicios para reproducirse y retrasos de desarrollo en niños, entre otros efectos secundarios declarados. Además de las restricciones de la EPA, en cuanto a lo concerniente a la salud, el ingrediente bromuro de metilo, ampliamente usado en fumigantes, ha sido individualizado como un químico que agota la capa de ozono. En el Protocolo de Montreal, un tratado internacional firmado por los Estados Unidos, se solicitó que se eliminara al bromuro de metilo como pesticida agricultural para el año 2005. Como ha sido difícil identificar alternativas, estas fechas de eliminación han sido firmemente rechazadas año tras año mediante la acción de la EPA. Si bien, con el paso de los años, el uso de los fumigantes de suelos antes de la plantación se ha vuelto una práctica estándar para muchos productores, los problemas respecto de la disponibilidad del producto, las limitaciones a la seguridad, las cuestiones ambientales y la sostenibilidad de los suelos han comenzado a cuestionar dicha práctica. Ahora los productores se enfrentan a un dilema: La fumigación ha sido la solución sencilla a las muchas causas de los rendimientos disminuidos de los cultivos, pero, ¿qué opciones disponibles hay que sean igual de eficaces para proteger el rendimiento y, aun así, cumplir con la responsabilidad por salud, seguridad e impacto ambiental? En este artículo, se destacan alternativas sostenibles a la fumigación de suelos, incluido el uso de la combinación de dos productos específicos de Huma Gro ® , Promax ® y Zap®, que actúan como fungicidas/nematicidas eficaces y generan, a su vez, una fuerte biología del suelo, a los fines de la mejora natural de la salud y de la fertilidad del suelo. http://ucce.ucdavis.edu/files/repository/calag/img6703p186.jpg

Articles in this issue

Links on this page

view archives of Bio Huma Netics, Inc. - Dígale Adiós a los Fumigantes de Suelos